• Los gastos operativos, excluidos los gastos de arrendamiento, se redujeron en un 49%, de 1.070 millones de euros en 2019 a solo 549 millones de euros en 2020. 
  • La estructura flexible del Grupo le permitió reabrir hasta el 80% de sus hoteles en el tercer trimestre, aunque esa cifra se redujo al 60% a finales de año debido a las nuevas restricciones impuestas para frenar la segunda ola. 
  • El escudo de efectivo implementado significó que el Grupo terminó el año con 346 millones de euros de liquidez disponible, mientras que la fuga de efectivo operativa neta mensual promedió 28 millones de euros. 
  • La deuda neta aumentó a 685 millones de euros en 2020 y no hay vencimientos de deuda relevantes hasta 2023. 
  • “La máxima prioridad es garantizar la sostenibilidad del Grupo, ya que ese es el único resultado válido para nuestros profesionales, huéspedes, proveedores, acreedores y accionistas”. Madrid, 24 de febrero de 2021.  

NH Hotel Group registró unos ingresos de 539,7 millones de euros en 2020, frente a los 1,72 mil millones de euros de 2019, un descenso interanual del 68,6% o 1,18 mil millones de euros. El plan de contingencia implementado por la Compañía desde el inicio de la pandemia, enfocado en la preservación del efectivo y el control de costos, mitigó exitosamente el 60% del impacto de la drástica caída de ingresos en el resultado neto. En concreto, los gastos operativos recurrentes se redujeron de 1.070 millones de euros a solo 549 millones de euros en 2020, una reducción del 48,6%. 

Gracias a ese esfuerzo, complementado con reaperturas ágiles y flexibles, el Grupo pudo amortiguar parcialmente el impacto de la pandemia en sus estados financieros, reportando una pérdida neta recurrente de 371 millones de euros en 2020. Según Ramón Aragonés, consejero delegado de NH Hotel Group, “ los esfuerzos de gestión y control de costes realizados nos han permitido soportar el peor año de nuestra historia. Hemos tomado todas las medidas necesarias para llegar hasta aquí y seguiremos implementando todas las que sean necesarias para superar la situación actual. Salvaguardar la liquidez y controlar los costos siguen siendo los pilares de nuestra estrategia contra la pandemia. La máxima prioridad es garantizar la sostenibilidad del Grupo y sus marcas, ya que ese es el único resultado válido para nuestros profesionales, huéspedes, proveedores, acreedores y accionistas ”. 

NH Group llevó el control de costes al extremo en 2020, renegociando los arrendamientos (esfuerzo que se tradujo en un ahorro acumulado en rentas fijas de 63,6 millones de euros en 2020, equivalente a una reducción del 25%) y reduciendo los costes de personal (con un descenso anual del 46,7 % como consecuencia de las medidas de ajuste de la mano de obra temporal y la reducción de horas y recortes salariales). La estructura flexible del Grupo es una de sus ventajas competitivas, que permitió reabrir rápidamente más de 300 hoteles a partir de junio para satisfacer la demanda de los viajeros nacionales. Hasta el 80% de sus establecimientos logró reabrir durante el tercer trimestre. 

Debido al impacto de la segunda ola, que marcó el comienzo de nuevos confinamientos y restricciones de movilidad después del verano, muchos hoteles se vieron obligados a cerrar una vez más. con el porcentaje de hoteles abiertos cayendo al 60% a finales de año. Por trimestre, los ingresos ascendieron a 279 millones de euros en el primer trimestre, 30 millones de euros en el segundo trimestre, 148 millones de euros en el tercer trimestre y 82 millones de euros en el cuarto. 

 La ocupación en toda la cartera, incluidos los hoteles que tuvieron que cerrar, cayó al 25% en 2020, un mínimo histórico y drásticamente desde el 71,6% en 2019. Tras los cierres generalizados del segundo trimestre, la ocupación se recuperó al 30,8% en el tercero. trimestre, pero cayó al 16,9% en el cuarto trimestre. Esos escasos niveles de ocupación también redujeron los ingresos por habitación disponible (RevPar) un 72,2%. La reducción de costos fue decisiva para reducir el impacto en el beneficio operativo antes de los gastos de arrendamiento, y NH informó una pérdida a ese nivel de solo € 9,6 millones en 2020. ESTADO DE GANANCIAS O PÉRDIDAS CONSOLIDADO

El Grupo también priorizó reforzar y proteger la liquidez, manteniendo las salidas de efectivo operativas netas en una media mensual de 28 millones de euros. Gracias a ese doble esfuerzo, el Grupo cerró 2020 con una liquidez disponible de 346 millones de euros. NH cerró el año con una deuda neta de 685 millones de euros, un incremento interanual de 507 millones de euros.

La prórroga del vencimiento de la línea de crédito sindicada revolvente de 236 millones de euros hasta 2023 significa que el Grupo no enfrenta vencimientos de deuda significativos hasta ese año. Además, se ha renunciado al cumplimiento de los convenios financieros de esa línea de crédito y del préstamo respaldado por el estado de 250 millones de euros hasta la evaluación de diciembre de 2021.

En el informe financiero presentado al regulador del mercado, NH señaló que su estructura operativa flexible, junto con el control de costos y la resiliencia financiera demostrada en 2020 “son tranquilizadores” en términos de superar los importantes desafíos del primer semestre de 2021, con la demanda aún gravemente afectados por la pandemia. En ese contexto, el Grupo subrayó que las estrictas medidas de eficiencia y control de costos implementadas en respuesta a la pandemia se mantendrán vigentes para proteger el negocio y el gasto de capital seguirá siendo limitado durante todo el 2021 y, a mediano plazo, aprovechar gracias a su alto reconocimiento de marca, excelentes ubicaciones y un atractivo posicionamiento en el mercado una vez que la recuperación comience en serio.

Unidades de negocios

Por unidades de negocio, los ingresos en España se contrajeron un 68,7%, con Barcelona (-79,4%) y Madrid (-72,9%) afectadas más que las ciudades secundarias (-63,4%). Los gastos de explotación se redujeron un 48,3%, gracias sobre todo a las medidas de eficiencia implantadas desde marzo. Los ingresos por habitación disponible se redujeron en un 71,5% y la ocupación se redujo en un 62,1%.

En la unidad de negocio italiana, la ocupación se redujo en un 68,2%, mientras que los ingresos se contrajeron en un 74,0%, con Roma (-77,9%) y Milán (-78,1%) igualmente golpeados más que las ciudades secundarias (-71,0%). Los gastos operativos disminuyeron un 54,5%. En Benelux, la ocupación cayó un 65,9%, siendo Ámsterdam (-77,8%) y Bruselas (-73,5%) las más afectadas que los destinos secundarios holandeses (-62,6%). Los ingresos en ese mercado disminuyeron un 69,8%, mientras que los gastos operativos se redujeron a la mitad en comparación con 2019. En Europa Central, los ingresos fueron un 64,5% más bajos y la ocupación un 61,7%. Múnich y Fráncfort fueron las ciudades más afectadas, en parte por los buenos resultados de 2019. Los gastos operativos disminuyeron un 43,1%. En las Américas, la ocupación disminuyó un 70,6% en 2020. Los ingresos se contrajeron un 75,9% en Argentina, un 69,3% en Colombia y Chile y un 65.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *